miércoles, 28 de septiembre de 2016

martes, 20 de septiembre de 2016

Desalientos...



 
Besos y abrazos escondidos, amigo que camina ausente de tu mirada, cada cual en su propio mundo, pensamientos y contaminación y los reflejos de las ilusiones, frívolas lluvias, huida sin zoom, infancias, juventud…vejez, peces, trabajo y superpoblación, danzas urbanas, observadas por transeúntes que huyen, mujeres vaporosas, sensuales, canciones y coros de voces, soñadores en ventanas, no te vayas sin el último baile, postrado en lecho de muerte, suspiras, llanto, las chicas se divierten, hay locos de religión que gritan salmos en las calles, padres,  hijos, abuelas, fotografías, gorras, metamorfosis, vagabundos y chuchos fieles…



 Texto y fotos de Kim Bertran Canut.








lunes, 12 de septiembre de 2016

jueves, 8 de septiembre de 2016

Blues de esclavitud…



¡Ah, la vida! más de siete mil millones de mundos conviviendo en torres de Babel, compartiendo rezos en campos de algodón…sacudidas de fe, guerras santas y sangre virgen…Razas maltratadas, infancias y mujeres violadas por obesos terratenientes, explotadores gobernantes de lo ajeno…lágrimas en el polvo, sequía de sentimientos de almas silentes en soledad…

texto y fotos de Kim Bertran Canut.



 

 











miércoles, 31 de agosto de 2016

libro vivencial








                                                          

 

 




La vida es una novela que nos enseña (meditación trascendental), como un magnífico libro de texto… unos la leen de un tirón y otros pausadamente, saboreando cada frase, extasiándose con su enigma y desenlace misterioso…siempre nos queda un capítulo por leer y a veces el final no corresponde con la última página... ¿Estará traspapelada, o quizá la existencia no figure en el registro literario?...K.B.C.














domingo, 21 de agosto de 2016

Pinceladas del Alma errante -Abril 2008-

De nuevo hoja lúcida, quedo aquí contigo…lejos de masivos ordenadores de pantallas reflectantes que coartan mi inspiración…musa lírica…en estos días de sequía, siento la vulnerabilidad de estar preso, sí, como en otra entidad que no es la mía y sin embargo debo seguir penado, pues el miedo congela mi quehacer…temor, pánico a volver a un terreno que jamás habité …pero que adivino palpando mi piel, advierto su brisa y distingo el sendero y la luz que me grita…una frecuencia en off me dictamina…observo en pasivo, vegetando entre dos trincheras…recibiendo todas las balas en soledad…camino por mi celda, doy giros en tres metros cuadrados y recorro más vía que cautivo en libertad. No he llegado y tampoco he salido… ¿Dónde me encuentro pluscuamperfecto? Remoto de ti y lógicamente, no en el mundo de ellos…soy un extraño, sin lengua, ni patria…soy impúber…hijo de experimento…soy tu otro, fuera de yo, sin mi…etéreo, grácil… impregnado de pueblos desnudos, bosques salvajes…pretéritos primigenios…cuerpo acariciado por interpretes de mentes en danza…y la música suena dulce, palo y piedra golpean sin composición temática. Razón de escribir?...por qué respirar si nada es esencial…necesario, significativo. Primordial? Y el equilibrio del Astro despellejando mis sienes, allá sentado, en el banco cardinal del camino. Días festivos, ocios de muchedumbre…al andurrial departen dos mexicanos ¡con qué ahínco! Siempre como brújula, su tierra, nomás cuate ¿se juzgarán extranjeros? ¿El origen de las fronteras? Qué afecta donde nací?...la moneda quema en las manos como fuego prendiendo en el animo, reflejos en tus ojos, sí, sí, aliado, indícame qué vas a forjar mañana…seguirás, retornarás? O acaso ya más experimentado, te tumbarás contemplativo y pernoctarás en las calles portuarias, tullidas, de duendes que se suicidaron al equinoccio y asumieron, su término de letrados de la autopista.
El arte se encuentra entre bastidores, no haré acto de presencia en el escenario de decepción donde el telón no tardaría en bajar como hoja de acero afilada.
Me rebelo ante un mundo destructivo que accidenta y lincha a sus creaciones... Justicia es una palabra legal, nomás.
El reflejo de ojeada inquieta, el padecimiento del ser postrado…la inquina de no ser interpretado coherentemente. Qué le prohíbe inhalar el goce del olvido antes de escuchar los pasos del recuerdo, acercándose como sabuesos adiestrados por asesinos mercenarios, exterminadores de razas evacuadas, a inexistentes campos de refugiados…donde se hallaba la infancia, ahora se posan los pájaros sobre las sombras de tierras lejanas, que viejos antepasados, verdugos colonizadores, sembraron ciento sesenta acres por cabeza…cortada.

La flor del Sol…desplomando sus pétalos…prendiendo la arena del desierto con la leña seca de la mañana…las brasas del fuego helado nocturno, que entierran el aire escurridizo y frío…la noche herida, muere por la mañana y la Aurora ensangrentada prorrumpe al amanecer…complacido y a la vez perdido, proveyendo fusilamientos de Albor y nube. A menudo dudo de la credibilidad de los sueños.
Un adiós triste se fugó en el vagón…dejando la última esperanza de encuentro en el andén y en el vuelo de un pañuelo…mojado por el llanto…ya se terminó la cartilla de racionamiento…


-Texto y Fotos de Kim Bertran Canut -