domingo, 15 de agosto de 2010

Descansa En Paz... (Recuerdos)


Ocupa en los despoblados del ocaso, el último vagón de un tren abandonado. Ramiro Smith González, frisando el tongo de un round llamado pasaje, se acuerda de su andadura tortuosa. Sintiéndose taciturno por tantos golpes encajados, unas veces entre las cuerdas, y muchas más contra el suelo, destruido, frente a miles de miradas despiadadas. Posee los ojos del color de la experiencia, infinitas muescas de supervivencia en el semblante…Ha cruzado el puente de la vida, en innumerables ocasiones, con coraje, sin lanzarse por el abismo de la desesperación, a veces salvado por la resonancia de la sangre en el adversario, otras, la soledad le lastimó, advirtiéndole de una probable compañera que sería eterna. Versado en acometidas desperdiciadas, aposentado en una longeva dolencia, la de la espera del postrero asalto…se mantiene en pie, en este instante doloroso de reconocer los errores al final del recorrido.
Cuarenta grados de locura en sus puños dañados de reyertas. Menos cero coma cuatro silencios de aquí al sarcófago de la fama. Líneas transversales en su rostro anguloso de púgil vapuleado, en otro tiempo, en otro lugar, demasiado lejano y echado en falta, sobre las cuerdas del cuadrilátero de la existencia. Recuerda su carretera, de ciudad en ciudad. La gente le adoraba allá donde pisaba, aclamaban su presencia…Invariablemente, en un cajón del armario de la habitación de los hoteles que moraba, una Biblia, los guantes proféticos, y una gamuza para los zapatos. Hoy se siente cansado, relegado desde hace tantos años por su público, y apremia saborear las aguas de la fuente de dos caños…de la originaria olvidará y la otra le matará… Reposado en su silla, ya ha aprendido a platicar con los difuntos, sabedor de su itinerario, aguarda paciente, con tiempo y sin prisa. Mientras tanto rebusca alimento entre auxilios de repasos del consciente, por las páginas transitadas y revueltas de grafías ya borradas o caídas en algún rincón de su paso neuronal… Lee ancianas referencias, ovaciones de periódicos con fotos de triunfos beige y letras comidas por la polilla.
Acaricia las teclas de la pianola (Es la llamada del cortejo) con los dedos de luchador, todo carente de armonía, con sabores disonantes de aparejo rancio…Mañana las crónicas escribirán dos fechas de calendario y una desnuda reseña: “Dios bendiga el maldito equipaje de sueños, de un boxeador (la vida le golpeó sin noquearlo) vencido únicamente por el tiempo y la cronología…”

12 Agosto 2010

16 comentarios:

  1. Que buen relato...
    Buen fin de semana1
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Eurice: Me alegra te guste la historia del boxeador, acostumbrado a recibir "palos" en la vida...Abrazos al son didáctico de la virtualidad afectiva

    ResponderEliminar
  3. Me gusta... es un buen texto :)
    besos.

    ResponderEliminar
  4. Wow.
    Me gustó.
    Bien entendido y muy sentido.
    Un abrazo fuerte, cuidate mucho.
    Luz y magia.
    :)

    ResponderEliminar
  5. La Tua Cantante.: La vida golpea fuerte, hay que aprender a amortiguar los puñetazos...Abrazos de naturaleza amiga

    ResponderEliminar
  6. Natalia: Amiga mía, cito una frase de Schopenhauer que me impresiona por su razón incuestionable: “La vida y los sueños son hojas de un mismo libro. Leerlas en orden es vivir; hojearlas, soñar.”
    …Abrazos frescos on the Rocks en este verano de canícula, aquí al otro lado del charquito

    ResponderEliminar
  7. me gusto mucho la historia....me llevo a tomar primera fila, e imaginarla.

    cariños amigo mio

    ResponderEliminar
  8. Lorena: Desde la primera fila observarás la mirada algo estrábica del hombre que yace en el piso. Te darás cuenta de su combate interior, con súplicas y oraciones de perdones desolados...Abrazos de delicias cálidas de unión en estos centímetros que nos separan…

    ResponderEliminar
  9. He aquí un hombre, Ramiro Smith González,que trata de buscar su felicidad, su liberación, por caminos distintos a los habituales. La lógica le lleva a ser cruel y no respetar a nadie -me gusta lo que dices de puños dañados de reyertas-. Su lógica es implacable, pero cuando al final se encuentra solo, cuando ha perdido amores y amigos, y tampoco puede lograr su ilusión, ya solo espera y desea la muerte... a la vez que la teme, porque quizá en el último vacío no encuentre tampoco la felicidad que ha buscado.

    Impresionante relato Kim... una abraçada

    ResponderEliminar
  10. Fandestéphane: Veo que te cayó bien Ramiro...jajjaj...El león no es tan fiero como lo pintan, eh? y más cuando uno ya se encuentra gastado y caduco para seguir combate y el final suele ser en el entarimado del ring por k.o…
    Abraçada i fins demà al antic oest

    ResponderEliminar
  11. Hola, quiero darte las gracias por ese caminar en mi sendero y haber dejado tu huella en el.
    lindo textto !! te sigo muakk

    ResponderEliminar
  12. Chely: Bienvenida a este semillero de letras, esperando crezca en él, un buen entendimiento para alcanzar algunas libertades necesarias, en nuestras vidas tan rancias y áridas...Abrazos frescos en este mestizaje de vocablos por caminos de búsqueda...

    ResponderEliminar
  13. Excelente texto Kim,
    vinieron a mi memoria algunos boxeadores que si bien no terminaron su vida de la misma forma , el desenlace fue el mismo, será que la vida a veces se hace tan difícil que es imposible continuar la lucha?

    Besos para tí y buen finde.
    REM

    ResponderEliminar
  14. Rembrandt: Creo haber aprendido algo en esta vida, y es a no hacer conjeturas dictatoriales sobre temas fundamentales..."la vida es difícil para todos" Algunos cuentan con la suerte de su condición y por tanto serán mejores sus consecuencias...Abrazos calmados, sin lucha en el camino errante y pedregoso...

    ResponderEliminar
  15. Hola Kim, gracias por la paciencia, tuve unos días de descanso cibernético, así pues, el día de hoy me pongo al corriente de mi espacio y del de mis amigos, por supuesto, te cuento entre ellos.

    Este relato está lleno de nostalgias... y cuando lo estaba leyendo me vino a la cabeza el tango de Nostalgias... y tambiél el de Recuerdo.

    Me gustó sobre todo esta parte: "Dios bendiga el maldito equipaje de sueños"... Yo digo: Dios lo bendiga mucho, me hizo reflexionar, justo ahora mi equipaje de sueños anda vacío....

    Un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
  16. Gabrielle: Agradezco tu amistad, sentimientos y seguimiento...Creo que parte de mis letras están repletas de ese momento que ya cruzó en nuestras vidas...Animo para que el vacío cree un sueño real...Abrazos queribles para ti, mi amiga

    ResponderEliminar