domingo, 7 de febrero de 2010

Perplejo equipaje derrochado de tiempo (o las últimas pulsaciones de un minuto)

Crepúsculo oscuro en la playa. La arena apagó las llamas a la alborada.
Un coro de Voces africanas, desgarradas, astillan el alma ya rota por el desgaste de las edades. Jazz, Blues, Soul, rithm & Blues, gospel, reflejado por Ed en sus fotografías más negras y atemporales de una época, que murió suicidada en el muelle de cualquier sinónimo de ciudad. Esquelas flotando en aguas amortajadas, de pútridos oleajes que huirán Mar adentro hasta hallar el recogimiento eterno.
Acompañan a esta queja, la sirena del viento y el sollozo del saxo plateado, que investiga brillando, entre la luz extraviada, su antepasado.
Las espinas de la memoria sangran labios purpúreos.
El sonido de las notas, evoca plegarias no atendidas, allá en el firmamento…o en otros espacios junto a horizontes de batallas perdidas.
…ilusión mutilada por Luna afilada…aguijón estelar.
Tornan a abrirse las suturas del tiempo…
Las remembranzas envejecen y la piel (múltiples grietas en el interior del espejo) persuade a documentar el instante y el lugar, donde sobrevinieron los hechos testimoniales.
Avalanchas de desmoronamientos, persecuciones, sublevaciones de la mente. Destruyeron pensamientos…ya pisado el cielo… (Se mantiene oscuro).
La vida es el silencio que precede a la catástrofe…nace la edad de morir.
La existencia se pone el sombrero, viste de negro y se ayuda de un bastón lúcido.
A veces alza la espada, otras la guadaña…la paz (incondicional), siempre teje el Terminal.
Parecían ancorados, inmutables, aquellos referentes de la infancia…nada más lejos, viejo sabio idiota…ya nada precede al solitario encuentro con “tu mismidad”….sólo la espera (todavía si cabe, más solitaria) hacia un fin incógnito.
Raíces (la de los falsos referentes) ahora expiradas, y atrayendo a la espiral del desastre, los olvidados temores y un pánico exacerbado, a la incertidumbre de los días hacinados en longevos recreos de observación y contemplaciones taciturnas.
Si la mañana no despierta…rodará la piedra del viaje y el billete se cancelará.


-30 de Junio 2009-

16 comentarios:

  1. Una aguda reflexión sobre la vida y la muerte, muy metafisica.
    Cuando me encuetro con algún escrito así no puedo evitar evocar a Sartré y su soberbio "SER Y LA NADA".
    Buena semana, saludos

    ResponderEliminar
  2. Eurice: Bien, supongo que todo se reduce a la vida y la muerte (en esta vida)...El amigo Sartre y su nihilismo...positivo?...tema para nuevas entradas...
    Abrazos sin filosofía...cordiales y efusivos

    ResponderEliminar
  3. Escucho el saxo a través de tus palabras mientras te estoy leyendo Kim. Le oigo gemir y siento sus lamentos desgarrados.
    Y qué haremos si no se despierta la mañana.
    Perderemos el billete y nos quedaremos en casa con nuestra mismidad.
    No sé si fué a Eugenio Montejo a quien le había oído hablar de la mismidad.
    Un concepto para mi envolvente y que me hace sentirme bien conmigo misma.
    Con mi mismidad.
    Eres tan intimista y entrañable.

    ResponderEliminar
  4. El coro de letras, aqui...
    Evocando su belleza,
    Sensual , como los blues , despojando los billetes con cromastismos embelezados.
    Un beso , amigo.

    ResponderEliminar
  5. tecla: Creo que la música puede ser el instrumento que mejor define el arte. Capaz de cambiar percepciones y transportarnos a otros ambientes…si no despierta la mañana, viviremos eternamente en el sueño…Abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  6. Lucía: Blues, letras y un billete...¿Qué más podemos pedir...? ¿Viaje solo de ida?...Abrazos en el camino...

    ResponderEliminar
  7. Siempre pienso que por malo que sea el pasado nuestro, o de nuestros antepasados, por muchas oscuridades que se sientan en el camino, hay que saber transformarlo en algo positivo, algo que nos haga reflexionar como a ti, algo de lo que aprender para toda la vida.
    Los conflictos interiores son buenos porque ayudan a provocar esa catarsis interior que nos empuja a resolver, se convierte en una necesidad y nos saca de nuestro ostracismo para movernos a la acción.

    Besito

    ResponderEliminar
  8. Siempre que te leo, consulto luego con mi almohada para desarrolar mejor mis reflexiones sobre lo que escribes. Hoy creo que deberé consultar también con el colchón y más aún si no se despierta la mañana...

    Fins ara, Kim... i ben desperts

    ResponderEliminar
  9. Mariola: Mejor ser optimista y extraer el zumo de la fruta, del árbol de la ciencia y el de la vida juntos…pero (Ya estamos) muchos individuos que lo pasan fatal, se rinden y no se mueven un ápice…quizá por comodidad y conformismo, o por miedo a represalias de los poderosos…Abrazos en la lucha…

    ResponderEliminar
  10. Fandestéphane: Lástima que el Dr. Freud ya no esté entre nosotros, pues en su diván hubieras podido consultar las mil y una noches (supongo que sin mañanas) jajjjaj pero siempre viene bien un poco de movimiento en el cerebro (sentido común) para llegar a conclusiones más o menos acertadas…
    Ens veiem en una estona…esperan la pluja que caurà…

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con ese sonido del saxo, el coro de voces africanas, me reúno con mi "mismidad" en esa playa pero espero el nuevo vuelo donde observaré un cielo blanco.
    Me sumerjo en tus bellas palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. La vida es el silencio que precede a la catástrofe...me quedo con esta frase jejee!! por eso hay que luchar contra todo, sin descanso, recordando lo bueno y desechando lo malo, por más que desgarre la cruel realidad. La mañana llegará palpitante, con mucha luz...
    Siempre es un placer empaparme de tus profundas letras. Abrazos, amigo!!

    ResponderEliminar
  13. Reflexiones de Emibel: Seguiremos la música y las voces y éstas, nos introducirán en cielos sensoriales y místicos donde no importará el color de las cenizas, ni las playas existenciales que quemaron los colonizadores...Hoy noche...te abrazo...

    ResponderEliminar
  14. Linda L. Torres: Lástima que la lucha tenga que hacerla cada uno consigo mismo, si nos uniéramos no tendríamos que pelear entre nosotros mismos...me alegra tu positividad y la aplaudo...necesitamos, niña, mucha ilusión para poder seguir camino...Besitos lúcidos de realidad...

    ResponderEliminar
  15. Anónimo9/2/10 17:37

    Impactantes estas letras, reflejando toda una realidad. Excelente!!!!

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  16. salvadorpliego: Imagino que lo impactante, amigo, son las realidades...
    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar