domingo, 18 de abril de 2010

MONÓLOGOS

La lluvia, esa húmeda y longeva caricia, que higieniza la incoherencia del asfalto en nuestras vidas, tan secas y polvorientas…constituyendo un tapiz entre lo real y lo fantástico… Las últimas gotas del aguacero son alfileres en el pensamiento. Despiertas una mañana y asomas por la ventana… ¿Dónde se fue el Mundo? En mi sueño escribía una carta de papel…A veces…siempre, voy olvidando equipajes por los caminos pedregosos, para andar ligero oigo más el silencio que el grito…¿El sueño no tiene credibilidad o es un escenario de leyenda? La música que decoró mi adolescencia, aquieta la tempestad del espíritu…en aquel entonces vivía en la pensión del dolor, allá en el corazón de la ciudad, en una habitación austera. Encontré en la soledad la mayor compañía. Siempre recuerdo mis olvidos. A los humanos les falta humanidad. Con ayuda del espejo de la enfermedad los contagiados maquillan su piel. La epidermis del desarraigado ha pasado frío esta noche de invierno. Serás extranjero en tierra de nadie. Aquella barca adormecida en el lago, mecía mis contemplaciones y apaciguaba mis aguas. Lanzaré 4 piedras al azar y seguro que alguna llegará a ensangrentar tu corazón. Arderán tus huellas y ya no tendrás ninguna identidad. He mojado la pólvora del arma cargada de rencores. Llegó la alborada colmada de residuos de incendios extinguidos. Hoy bajé de las cimas de las nubes, donde recluí silencio y pensamientos…vuelvo a caminar entre los muertos de la ciudad. Ya se secaron todos los tinteros. La luz trigueña. Los estímulos de la memoria guían los recuerdos que más nos impactaron. Razona todo lo que digiere y sus excrementos son pura filosofía. Hoy he visto en el mar de mi rutina una piedra lunar. Del agua salieron renacuajos llamados hombres…Heredé del viento las cenizas…como única luz, los reflejos de los huesos del camposanto. Lo que llamamos libertad, es esclavitud depurada. Quizá nunca hayamos nacido, por eso nuestras almas sienten frío. Seguiré dándote la mano aunque nunca hayas implorado clemencia. Si bien el tiempo me persigue, busco la calidad de omisión. Me voy con el transistor detrás de la oreja, que aquí una tonadilla va dando voces de queja. Somos muñecos de trapo en el saco de la vida con las velas izadas. Demasiados mensajes para una sola botella… nos encontramos solos en las arterias más concurridas, porque convivimos con más soledades que percibimos como pequeñas islas desiertas… debiéramos recrearnos mansamente, en el placer de la observación de las especies… y el movimiento en la Natura de todo objeto viviente…… Sentir...sensaciones agradables o pesares...pero sentir es la esencia del alma y también del corazón...a veces duele sentir tanto...pero mucho más es el dolor de no poder sentir nada...
Abril 2010

23 comentarios:

  1. Es que a veces los espejos nos muestran imágenes que no son, y nos engaña ante nuestros ojos flotantes de sentimientos...
    Las almas sienten frío cuando aún no encuentran su estrofa, perfecta , precisa....somos seres que tenemos que pasar por varios estados físicos, emocionales, conductuales para poder provocar renovaciones profundas y comprender el aprendizaje que implica sentir.

    Hermoso escrito amigo mio, hermoso.

    ResponderEliminar
  2. Lorena: Pensamiento positivista el tuyo... Somos algo daltónicos y nos hallamos contenidos por el conformismo, consumo, materia, imagen...una burbuja que han creado los grandes guionistas del mercado, para que el tanto por ciento del pensamiento sea bajo...casi nulo, y así amiga, no hay quién aprenda en esta escuela…Abrazos de sentimientos y vuelos de rescates emocionales

    ResponderEliminar
  3. No me cabe ningúna duda de que tu sientes, y se te agota el pensamiento de tanto hacerlo, pero ni así eres capaz de bloquear tu mente,
    y sabes expresarlo y reflejarlo con tus escritos.Tu mejor que nadie sabes que todo lo que nos rodea,bueno o malo lo hemos creado nosotros mismos,como tu dices, unos renacuajos llamados hombres.Tenemos que tener fuerza y no dejarnos comer por esos tiburónes en los que se covierten algunos reacuajos.Aunque creo que los seres humanos somos reacios, pero seguimos teniendo la capacidad de cambiar. A lo mejor algun dia lo conseguimos.
    -EN EL AGUA MÁS CLARA QUIERO VER LA VIDA-.....
    Un beso amigo.(y me gusta mucho la foto).

    ResponderEliminar
  4. Sí, estoy completamente de acuerdo contigo... a veces, muchas veces, duele sentir tanto, y es cierto, es muchísimo mayor el dolor de no poder sentir nada... nos falta tanta humanidad!
    Empiezas estos intensos monólogos con que la lluvia es como una caricia longeva que higieniza el asfalto de nuestras vidas secas y polvorientas, y que las últimas gotas del aguacero son como alfileres en el pensamiento... no había pensado en la lluvia de esta manera, pero tienes razón, y es más, me ha encantado tu metáfora... ahora mismo llueve a cántaros en Sevilla, y, toda la ciudad -y digo toda con absoluta asertividad- estará despotricando del tiempo... ten encuenta -y lo digo a nuestro descargo- que, justo mañana empieza la Feria, en esta tesitura, no es como para sentir esa caricia longeva que te higieniza y te despierta el pensamiento, pero, pese a que es así, y tienes razón, también es cierto que después de la lluvia viene el sol, y si no viene, siempre podemos poner mil soles esplendidos nosotros mismos en nuestro corazón, llueva o no en el exterior n´est pas vrai?

    Un besote gordísimooooo

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena Kim, has pulverizado tus registros con ese escrito, sabes que me encanta como escribes, pero esas últimas frases me hacen sentir lo que verdaderamente pienso, que no resistiría el no poder sentir nada.
    La escritura es expresión y estilo, y tú has sabido escoger ambas.


    Una abraçada i fins aviat

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con el final Kim.
    Duele sentir, pero duele más no sentir nada.
    Conozco esa sensación de cuando el alma se queda seca. Y te prometo que duele mucho.
    Un beso Kim.
    Te estaba echando de menos.

    ResponderEliminar
  7. Estoy cansada de tanta lluvia, interna y externa.
    Y con tanta humedad ya no sé si siento ó no.
    Hoy me miré en tu espejo y no sé si me gustó lo que ví, tus letras por supuesto que sí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Quizá la soledad sea la mejor compañía en ocasiones, pero que mal tenerla cuando estás lleno de sentimientos para dar...
    Coincido contigo, que no hay pero sensación que la de no sentir.

    Con cariño, esencia.

    ResponderEliminar
  9. No sentir es no vivir...
    E S P E C T A C U L A R tu escrito

    ResponderEliminar
  10. Nanda: Parece cómodo enumerar sentimientos...pero no, no lo es, para nada...sentir es vivir…compartir lluvias y nubes en la selva del entendimiento. Respirar el fresco de la noche fría, entre molinos holandeses o pasear descalzo en el atardecer por la playa idílica, de una isla del Egeo Griego...escuchar las lenguas guanches...o regatear una cachimba en Túnez…sentir es renacer entre fulgores líricos…deseo que si cambiamos sea a una forma mayor de comprensión entre los mundos posibles… instantes para la reflexión… comunicativos y sinceros Abrazos de sentimiento sensorial…

    ResponderEliminar
  11. apm: Sí que es verdad, y entiendo que es una molestia (la lluvia) para la feria de abril en Sevilla...a pesar de ello seguiremos existiendo y mirando atardeceres...con sol o lluvia. La humanidad es simplemente una especie que sobra en la creación de la naturaleza...aunque ya que estamos aquí, deberíamos ayudar y no destruir el entorno de este planeta tan fantástico, que es la tierra...Abrazos desde Barcelona, Catalunya a Sevilla, Andalucía y buena entrada a la calle del infierno…

    ResponderEliminar
  12. Fandestéphane: Debemos cambiar (pienso) de registro de tanto en tanto...siempre será más ameno y llevadero el camino. Y el sentir es tan necesario en nuestras vidas como la ilusión y el respirar...a veces se nos olvida apreciar las emociones y morimos un poquito cada día…así que ¡A vivir y sentir…!
    Abraçada i calma que això no s’acaba encara…demà continuarà…

    ResponderEliminar
  13. tecla: Amiga, el dolor del vacío es tan inmenso que no existe...lo definiría como una hermosa sensación de no importarte nada...pero que a los pocos días te cansa y quieres sentir y te preguntas ¿Qué me pasa, por qué no siento si debería sentir? Es largo y gélido el camino a casa...Abrazos emocionales y calor almático...

    ResponderEliminar
  14. Emibel: Me encanta la lluvia, su olor a tierra mojada, refresca el día de largos cansancios...me gusta mirarla y sentirla cerca...pero entiendo que la abundancia arremete con monotonía y debe dejar paso a la siguiente estación...que seguro llegará y también pasará y así hasta el final de nuestras vidas y más aun ...Abrazos de continuidad y sigamos escribiendo nuestro pasar por estas páginas de pixels

    ResponderEliminar
  15. Esencia: Lo que solemos decir, la soledad es buena cuando la buscamos o necesitamos...cuando ésta cristaliza, se convierte en acritud y misantropía, que todavía no he acertado a discernir su misterio y su moral…Abrazos amparados de sentimiento y…esencia.

    ResponderEliminar
  16. Esencia: Te digo lo mismo que arriba jjajjaj...abrazos en segundos encuentros

    ResponderEliminar
  17. Homero: No sentir es no vivir... y sin embargo hay gentes que parecen desalmados y sin sentimientos...¿sentirán la maldad?...Abrazos, compañero de pensamiento

    ResponderEliminar
  18. La vida está llena de sensaciones que van llegando con las experiencias y el sentir nos hace pensar que somos humanos. Hay personas que caminan como si nada...qué bárbaros!! yo no puedo, soy demasiado sensible y a veces mi fragilidad se asemeja a la de una flor.
    Felicidades Kimber, por escribir con tanta precisión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Linda: Si eres perceptiva, ello te hará sentir con mayor fibra...sufrir y amar con acrecentamiento de espíritu y si bien no sean buenos tiempos para la lírica, pienso que esta fragilidad te permite ser especial en nuestra (tuya y de aquel) tierra de piedra lunática...Abrazos suaves de plumas y sándalos de la india...

    ResponderEliminar
  20. Qué bueno que no has escrito en tu adolecencia y sí vivido la vida con todas tus ganas, a causa de esto es que hoy escribes lo que nos toca en la alma, en el cuerpo y y en la memória. Me ha encantado tus fotos y tus palabras...
    Saludos!
    corina

    ResponderEliminar
  21. corina: Gracias por estar aquí...espero más a menudo tu visita...no se si tienes algún blog, lo busqué y no encontré nada...Me alegra te gusten las fotografías y los escritos...que lógicamente están creados para ello...Abrazos de encuentro y seguimiento...

    ResponderEliminar
  22. Hola Kimber,
    Fué la primera vez que te ví, te encontré y me emocionarón, adentro de todos mis poros,tus fotos y tus pensamientos que transbordan en tus palabras. Fué una foto que me llevo hacia tí. Creo que las fotos hablan, a veces más de que miles letras. Perdona, no habló bien tu idoma-madre, pero intento expresarme como puedo, mismo que me sienta infantil a causa de la falta de vocabulario.
    Viviste intensamente en tu adolecencia y escribiste poco, yo escribia mucho y ahora creo que me huyen las palabras, cómo si se ellas si hubieron agotado... sé que se quedan allá, al fondo, pediendo para salieren. Tus escritos (los he leídos todos) parecen soltar las puntas de los nudos. gracias. Abrazo envueltos en papel de brillo.

    ResponderEliminar
  23. Corina: También escribía de niño "mi diario" y a veces, muchas, las musas te abandonan...afortunadamente vuelven. Amiga no importa que no escribas del todo bien el idioma, si logramos entendernos...Y agradezco a la fotografía que te trajo hasta aquí y que te hagan sentir mis escritos...Abrazos de cálida amistad y me gusta saber de ti....

    ResponderEliminar