domingo, 19 de septiembre de 2010

Desenfocados por la vida...

Hay ventanas que permanecen cerradas y días que nunca amanecerán.
Me descubro reclinado en el dintel de las sombras, en mi cobertizo de palo colonial. Entonando canciones de tempestades y rudos marineros, mientras Dios, transita por las arterias de la metrópoli, abrazado a la vida con una gran cogorza al advertir lo que ha creado.

                                                                 Septiembre 2009

32 comentarios:

  1. fandestéphane dijo...
    Vete a dormir ya que tienes que madrugar, sino mañana estarás desenfocado, jajaja

    Yo me quedo haciendo guardia
    Salut y pessetes

    ResponderEliminar
  2. Malalua dijo...
    Hola,
    melancólicas palabras, las justas para expresar el ánimo.

    Un fuerte abrazo y gracias por pasar por mi blog, visitaré a menudo este rincón.

    Y.

    ResponderEliminar
  3. fandestéphane, ya me levanté, bostecé y sembré sueño...8 horas de laboro y vuelta al ruedo...quizá mañana despierte y ya no sueñe, o siga soñando o quizá sueñe que sigo durmiendo...o...
    jajjajja nos vemos por los andurriales intransitables del deber(corredor de la muerte y Alcatráz)
    Salutacions...

    ResponderEliminar
  4. Malalua, encantado de tenerte por aquí... matamos el hambre con nuestras letras y saciamos la sed con la tinta en un devenir de pensamientos escritos para ser compartidos...
    Besitos dulces para ti.

    ResponderEliminar
  5. Caro dijo...
    Qué maravilla de pensamiento!!!
    Me lo guardo. No sabría que resaltar..., es tan íntimo, tan real, tan hermoso.
    Kimber, camino por tus letras y me encuentro con tu mirada perdida "en el dintel de las sombras".

    Sin palabras...,

    Caro

    ResponderEliminar
  6. Caro, me desarmas con tus laudables frases...espero que nos crucemos en este camino deletreado y fascinante de la literatura.
    Besitos dulces para ti.

    ResponderEliminar
  7. Desde hace unos días me sangra la pluma, escribo con tinta azul, pero cuando releeo me doy cuenta de que no escribo con tinta, sino con una sustancia viscosa muy parecida a la sangre seca, muy parecida a la que has utilizado tu.
    A imagen y semejanda de Dios transitaré mi gran cogorza por las arterias de este o de cualquier otro mundo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. i am...(vicky): "Escribir es sangrar" y a menudo duele, cuando se percibe el poco entusiasmo de lectura que existe. Y da igual el color de la tinta, al final siempre queda el tatuaje perpetuo en nuestra propia piel...Abrazos cálidos en el camino que transitamos a diario...

    ResponderEliminar
  9. Observadores atentos los que escriben, con un oído para escuchar las historias y ver salir a los personajes en cualquier esquina, en cualquier ventana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. La cámara fotográfica de la vida ha desenfocado el objetivo. Las fotos resultantes reflejan imágenes distorsionadas donde en la noche brilla un sol de parranda, que, perezoso de resacas,se resiste a salir por la mañana.
    En el dintel de las sombras hay otra cámara, la tuya, fotografiando este espectáculo, siempre de una manera magistral.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de encontrarme a Dios con las manos llevadas a su cabeza espantado y diciendo: ¿¡¡¡Pero qué ha pasado aquí!!!!!?
    No lo ha podido soportar y ha cogido una cogorza. Ay Señor.
    Eres un genio Kim.
    Me haces ver visiones.

    ResponderEliminar
  12. me ha encantado esta entrada.Toda la composición.
    Tanto de verdad, en aquellas ventanas se esconden sueños y caminos, ilusiones, ganas, momentos que queremos vivir...
    Un abrazo muy grande amigo

    ResponderEliminar
  13. paolav: La gente que escribe son personas corrientes,nada extraordinaria. Quizá como tu bien dices, con una intuición más agudizada y el conocimiento de expresar sensibilidades...nomás amiga mía, siempre han existido falsas leyendas sobre los llamados "artistas"...Abrazos afables de alguien que intenta "sentir sentimientos"

    ResponderEliminar
  14. Marisa: ¿Será verdad que la cámara fotográfica roba nuestra alma? bien, eso creía el indio sabio, y no me extrañaría porque hay instantáneas con auras misteriosas y místicas. Quizá fallo de revelado, pero vamos a darle trascendencia al asunto, sino queda la vida muy falta de exotismo...Abrazos nítidos, en el dintel claroscuro de las posibles verdades

    ResponderEliminar
  15. tecla: Ja,Ja,Ja, Bien amiga, si has podido ver a dios, es un milagro, y ya ves visiones y si te portas bien, te concederé tres deseos...y si no, me vuelvo a la lámpara a reposar y no salgo en quinientos años más...Abrazos beodos paseando por tierra santa

    ResponderEliminar
  16. Lorena:la vida es un escenario sin actores...una tragedia griega pero hay que tomarla a risa como dibujos animados que somos...Abrazos vividos en cinemascope y en 8 milímetros

    ResponderEliminar
  17. Buenos días, amigo Kim...

    Es que ese Dios del que me hablas no sabe beber, se le va la olla y sólo se le ocurre destruirlo todo. Tendría que aprender de Dioniso, que ese si que si...

    Un tímido abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Un amigo mío escritor me dijo hace tiempo que el secreto de el éxito de un buen artículo se encuentra sobre todo en la primera y en la última línea del mismo.
    Tu primer párrafo es muy bonito, muy verdad.

    Todos en algún momento de nuestra vida, estamos desenfocados. Tus escritos, muchas veces, ayudan a verla un poquito más nítida.

    Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
  19. Creo que todo viaje interior siempres es provechoso.
    mejor aún cuando uno comparte con gran talento lo que encuentro cuando mira hacia adentro.


    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  20. Prefiero los tres deseos Kim.
    Pero que me sorprendas.

    ResponderEliminar
  21. Marián: Cuando en Grecia, terminaba sus pláticas el dios Apolo, salía a escenario Dioniso (En Roma el amigo Baco) con sus sátiros y montaban una "dionisíaca" actuación de vino y orgía...y porque en aquel tiempo todavía no existía el Rock & Roll...Abrazos afectuosos, sin control y sin dintel donde apoyarse...

    ResponderEliminar
  22. Si Dios creyera en Dios, ay..

    ResponderEliminar
  23. ¿Quién sabe? igual hasta Le gustamos... :-)

    A mí me gusta tu reflexión, mucho.

    Saludos, amigo, siempre es un placer venir por aquí.

    ResponderEliminar
  24. No me extraña que Dios haya optado por la gran cogorza. Motivos no le faltan. En cuanto a ti, no dejes de soñar. No todo son desastres.
    Gracias por indicarme el camino hasta aquí. Me gustó. Y volveré.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Hay ventanas que queremos que permanezcán cerradas, por qué duele abrirlas.
    Sueños que queremos que permanezcan y deseamos que no salga el día. Pero hay seguir caminando y con fuerza.
    Bonitas palabras.

    ResponderEliminar
  26. Anónimo: Respetando a tu amigo, particularmente pienso que si un escrito solo tiene el principio y el fin interesante, carece de sustancia interior ¿No crees?...Es cierto que todos y cada uno de nosotros, en algún momento de nuestras vidas nos vemos afectados por el desenfoque, quizá es que la cámara existencial va demasiado deprisa...Abrazos afectuosos y nítidos en estos días de bruma...

    ResponderEliminar
  27. Miguel Rodríguez: Si compañero, creo que es provechoso siempre que se acerque a buen puerto y enriquezca su andadura por el litoral humano…Abrazos siempre de viaje y apeadero, camino y reposo

    ResponderEliminar
  28. tecla: ¿ tres deseos? Ufff..... difícil sorprenderte a ti, amiga de la improvisación...Primer deseo: Abrazos efusivos...

    ResponderEliminar
  29. Hoba W.: Otro gallo cantaría. Pienso que a los cientos de dioses que constan, los creamos los hombres, por intereses varios...Quizá si existiera un dios sería agnóstico…Abrazos sin doctrinar, seamos libres en nuestro camino e interior…

    ResponderEliminar
  30. Ana Márquez: ¿Crees que le gustaría ver a los corderos, hiendo al matadero por propia voluntad? Pienso que no sería de su agrado...Le insto a que se pase por aquí y nos cuente su parecer...así sólo nos queda esperar...Abrazos de sangre caliente mientras damos tiempo al tiempo

    ResponderEliminar
  31. Alís: Claro amiga, no todo son desastres...también existen las puestas de sol, que admiramos todos por igual, sin distinción de raza, religión o clase social...Abrazos de afecto y mimos para la recién llegada

    ResponderEliminar
  32. Mayte: Quizá deberíamos ser valientes y abrir puertas y ventanas de par en par, para que les de el aire a nuestras añejas heridas y cicatricen de una vez. Como tu dices, debemos seguir camino con menos frenos innecesarios...Abrazos cariñosos desde mi ventana abierta

    ResponderEliminar