domingo, 6 de marzo de 2011

Laureados horizontes de mismidad

La ley del silencio en la ladera más apartada de la cantera.
Una piedra chiquita, así…diminuta, casi integrada en la tierra dialogaba con una roca agreste…esculpida en la sabiduría de los elementos.
- ¿Porqué murió el humano, madre?, creía que era el preferido de la creación.
- Cierto, chinita, pensaba que era el rey, con derecho a manipular contranatura todo a su paso.
- ¿Se equivocaba? ¿No lo era?
- Desde luego que erraba, no puede ser el principal protagonista, aquel que destruye y arrasa con todo lo realmente necesario para la existencia del planeta.
- …pero tenía sentimientos…
- Sí, aunque muy pobres y superficiales…
Veneraba los materiales banales, eso es lo más triste…Era un ser destructivo y pagó por ello…
- ¿Qué pasó, Madre?
- Un virus contaminó al hombre. Él mismo lo había creado en un laboratorio y se contagió con su propia avaricia…Experimentaba con peligrosa radiación…
- ¿No tenían ya bastantes armas nucleares?
- Nunca tuvieron demasiado de nada, era una raza codiciosa…el poder científico abusó del control y las glándulas reproductoras quedaron estériles, a partir de ese mismo instante nadie volvió
a concebir, y la ancianidad fue pereciendo convulsivamente hasta no dejar rastro de su paso por el mundo.
- ¿No había Clones?
- Acabaron como nosotras…simples fósiles.
- Ese mundo que quería conquistar…¿El virus no se llamaría ambición?
- Más bien liberación, las demás especies por fin vislumbraron el paraíso.
La roca y la pequeña piedra continuaron charlando de los cruentos sucesos,
hasta que se ocultó el Sol entre las montañas frondosas de árboles y vegetación.
Un terremoto inclinó el suelo y un desprendimiento acabó enterrando
a los prehistóricos conversadores, en un fondo escueto
de irresolución y consternación.

Noviembre de 2002

36 comentarios:

  1. Ana dijo...
    Muy interesante tu texto de hoy...

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  2. EURICE dijo...
    Que imaginación tienes, buena conversación entre ambas piedras, que metáfora encierran, cuando llega la hecatombe igual coge a la grande que a la pequeña; exactamente igual sucede en la vida.

    ResponderEliminar
  3. manu dijo...
    No somos nada, lo creemos todo, menos mal que somos tan efímeros. En un minuto queremos comprenderlo todo y no sabemos nada de nada, algo de poco, poco de algo, nada de mucho. Los milenios nos harían comprender, pero eso efímero que somos (paradójicamente)…nos hace no pensar en ello y en no pensar en las consecuencias de nuestros actos…total…no estaremos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Ana: Abrazos para ti por tu lectura y seguimiento y Besitos por ser mi compañera de letras

    ResponderEliminar
  5. EURICE: Seguro que en la vida real la grande tiene un refugio antinuclear...nada es perfecto jajajaj Besitos amiga mía

    ResponderEliminar
  6. manu: Sé bienvenido al club, ya mismo paso por tu "Hogar de letras"...Cierto tu planteamiento jajjjaj sobretodo en lo de que no estaremos...o si?
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. fandestéphane dijo...
    Hola Kim, ya lo dejó escrito Ortega y Gasset...

    "El hombre es siempre juez del hombre, cuando no es su enemigo. Ante el hombre que más nos estime, nos mantenemos siempre sobre avisos e inquietos, no sea que se descubra en nosotros algo nuevo, destructor de su estimación."

    Tú sí tienes imaginación, lo escribes tan bien, que parece que las piedras hablen.

    Fins demá a les nou.

    ResponderEliminar
  8. Voice dijo...
    Palabras sabias.

    ResponderEliminar
  9. Esencia dijo...
    Genuidad reflexiva la tuya, con ese toque cuentista deja l realidad más cruda y miserable del ser humana y lo que , por ende, llamamos humanidad.

    ¿Por qué hacemos tanto al revés lo que sabemos que deberíamos hacer??

    Nada tiene respuestas, pero el preguntarnos nos deja claras las respuestas.

    Grato paso por tu casa Kimbert, saludos esencia.

    ResponderEliminar
  10. Tu vecina dijo...
    Perderse en tus letras es enriquecedor y desde luego interesante, para no perder detalle.
    Chapo¡
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. fandestéphane: Bien por Ortega y Gasset...Es complejo el ser humano y a la vez simple...qué paradoja encierra el enigma del pensamiento...
    Ah, pero dudas de que las piedras hablan?...solo tienes que poner atención...silencio, escucha...¿las Oyes?
    Bè, Salut i demà ens veiem a la sala de "malalts terminals"...Es broma...o quasi...

    ResponderEliminar
  12. Voice:Quién las hace sabias son las personas receptoras... con inquietudes y sensibilidades.
    Besitos y abrazos cálidos

    ResponderEliminar
  13. Esencia: La condición de la especie humana es esta, no hay vuelta de hoja...sí se puede mejorar...pero... ¿Cómo?...continuará...
    Besitos y abrazos pensativos con esencia a ti.

    ResponderEliminar
  14. Vecina mía: ¿Y dices que es enriquecedor? Bien, cuando no nos vea nadie repartimos las ganancias. Luego salto a tu portal y charlamos sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente...por ejemplo...Besitos dulces mientras admiro tu figura desde la ventana indiscreta...

    ResponderEliminar
  15. Siab-MiprincesaAzul dijo...
    Queremos saberlo todo, y luego nos damos cuenta q nos falta tanto por aprender!! Hay q tratar de hacer las cosas bien para no fallar...
    un beso

    ResponderEliminar
  16. Siab-MiprincesaAzul: Aprender es un largo camino que tenemos que recorrer...es muy difícil hacer las cosas bien con tantas personas, idiomas,razas, religiones, culturas, políticas, pensamientos...en fin, lo hacemos como podemos de la mejor forma posible...Besitos tiernos para ti, amiga

    ResponderEliminar
  17. super interesante el texto perfecto para el momento....describe con poco margen de error en lo que el hombre se ha convertido...un destructor de su propia felicidad y continuidad...ya no es el protector, ya no es el protagonista si no el monstruo destructor , el malvado de la historia

    ResponderEliminar
  18. Me encantó el final, tampoco era la enorme roca la elegida por la vida ¿no?

    Si es que es fácil ver la paja en ojo extraño, y no encontrar la viga en el nuestro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Qué triste, puedo imaginar perfectamente ese mundo en que las piedras conversan, ya liberadas de la especie humana. Aunque ojala no fuese nunca así, ojala despertásemos aún a tiempo para ponerle remedio a lo que parece casi irremediable...
    Gracias por compartir tus textos, me gusta mucho asomar por aquí y leerte.
    Un abrazo y feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  20. Soberbia metáfora del que se creía el depredador más poderoso del planeta. Tanto lo fue que hasta se pudo devorar a sí mismo.
    Desgraciadamente, tu texto tiene poco que ver con la ciencia ficción, más bien, y sin ánimo de ser catastrofista, con un futuro que cada vez es menos incierto...
    Espléndido, Kim.
    Un beso desde la vorágine de la selva.

    ResponderEliminar
  21. La realidad superara la ficción que hasta ahora conocemos...
    Un abrazo , vecino
    :)

    ResponderEliminar
  22. Bella noche..

    Un gusto venir a leerte y disfrutar de tu bella entrada… buen lunes y semana..

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Me ha impactado este fragmento:

    "Nunca tuvieron demasiado de nada, era una raza codiciosa…el poder científico abusó del control y las glándulas reproductoras quedaron estériles, a partir de ese mismo instante nadie volvió a concebir"[...]

    Lo más triste es que quizá no haga falta un virus para que eso suceda. Todas las sustancias, esteroides y "medicamentos" con los que artificialmente inyectan a los animales que consumimos, nos llevará irremediablemente a ello. Y que decir de los pesticidas y el riego de las frutas y vegetales que comemos. Y el daño que produce a nuestro organismo los aerosoles, el smog, la vida sedentaria, etc.

    Tremendo tema has puestos en la mesa. Crudo y certero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. capriyunliuz: Amiga, es lo que nos trae la era moderna, con tantas prisas por consumir y devorar en metálico...olvidamos razonar la parte más humana del individuo…Abrazos de cambio climático y almatico…

    ResponderEliminar
  25. Pilar: No era la roca la elegida, claro que no, por cierto me pregunto si es la vida quién elige...y si hay elegidos para vivirla...Abrazos en luz tenue, mientras brille el sol

    ResponderEliminar
  26. Mayde Molina: Recuerdo un documental que vi hace muchos años en el cine, una fábula explicaba cómo fue concebido uno de los estados americanos: Dios caminaba con prisa, sosteniendo un tarro de cristal en las manos, éste contenía todos los ingredientes naturales para la creación…un traspié hizo que cayera y que el tarro de cristal se rompiera en mil pedazos, esparciendo todo su interior en una misma zona, colmándola de árboles, montañas, cielos azules, lagos…y así se creó Georgia…Abrazos geográficos en la naturaleza vital

    ResponderEliminar
  27. Marisa: Y es que el hombre es tan paradójico. Si supiera llevar a buen término sus conocimientos, seríamos privilegiados y no esquinados del ecosistema genuino. Si uniera todas sus potencias, para salvar el planeta tierra, tal y como hace (por ejemplo) para viajar a Marte o fabricar armas nucleares. Si utilizara correctamente la energía solar y toda su sabiduría en crear conciliación y no hostilidades…la tierra sería ese paraíso perdido y no hablo del de Milton…Abrazos auténticos en este mundo absurdo, ilógico, falso.

    ResponderEliminar
  28. Realidad: La realidad supera la ficción, sí, ahora falta saber qué es realidad y qué ficción...éste es un mundo sorprendente...Abrazos reales, vecina amigable

    ResponderEliminar
  29. Balovega:El gusto es mutuo, mi amiga...Abrazos fértiles de cordura y consecuencia, de esta misma condición y gentil aprendizaje

    ResponderEliminar
  30. Marlene: Es cierto que esta época superpoblada, se nutre de sustancias equívocas y a menudo desconocidas, no es oro todo lo que reluce, estamos viviendo el brillo del futuro…¿Qué nos deparará…? Lo veremos en los próximos capítulos de la saga “planeta azul”…Abrazos nativos, de salvación orgánica

    ResponderEliminar
  31. Kim...¿No es la vida quien elige?...¿no hay elegidos para vivirla?...La vida es muy corta, Kim, ¿y qué es un granito de arena en la inmensidad del mar?...
    Como ves nunca dejo de preguntarme...Y no creo que ese catastrofismo pueda verse de un día para otro...¿y qué es el hombre? ¿quizás una chispita entre tanta oscuridad?...

    Un beso inmenso, en la nada...

    ResponderEliminar
  32. Marián: Los interrogantes de la existencia...Tanto desconocimiento, hace, que el pensamiento inquieto,divague desde principios de la creación e intente buscar respuestas a lo que jamás descubriremos...es el precio de razonar...Abrazos tiernos de intenso fulgor entre tanta oscuridad, latidos brillando, allá donde lleguemos en nuestro viaje estelar

    ResponderEliminar
  33. Me ha encantado. Se podría describir de otra manera, pero nunca de esa forma tan precisa. La verdad es que últimamente pienso si de verdad reside en algún lugar un poquito de humanidad. Somos despreciables. Miro, y veo a mi alrededor cómo las cosas más puras se corrompen una y otra vez. Y los valores, qué decir de ellos... creo que hay quienes no saben de su existencia.
    Un fuerte abrazo, incluso lo creo necesario para aguantar estos días;)

    ResponderEliminar
  34. Seguramente que si las piedras hablasen, ésa sería una conversación muy elocuente sobre esa especie animal que lo controla todo en este planeta, hasta que el control se le vaya de las manos...

    Interesante y reflexivo texto, un placer haber dado con tu blog.

    ¡Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  35. Alba Ferrera Sánchez: En este terreno, todo tiene cabida, así la maldad fluye...pero también la bondad reside, si bien a veces creo, que de forma interesada...Veremos si de esta reyerta que acarreamos desde hace ya tantos años, salimos victoriosos o vencidos…Abrazos de sensitivos amaneceres entre olvidos de metralla.

    ResponderEliminar
  36. Mayte_DALIANEGRA: Bien hallada amiga, se hace difícil hablar del humano en términos radicales, existe la corrupción y el poder abusivo, las torturas físicas y psíquicas y de repente, un día asoma un Vietnam o un tipo llamado Gandhi o Luther King y parece que la existencia torna a transitar en la coherencia y el sentido común…Abrazos cálidos de presencia, y a observar cambios en el horizonte sensitivo

    ResponderEliminar