sábado, 26 de febrero de 2011

Kim Hereu Majoral

"Hay guerras monstruosas
donde mueren miles de seres humanos,
Y existen guerras internas
donde muere uno mismo..."

18 comentarios:

  1. Conseguir la paz con uno mismo es la antesala para conseguir la paz con el orbe.
    Besos, Kim.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mi dulce Kim, por este post tan auténtico que me ha sido para mi como un bálsamo.

    ResponderEliminar
  3. También seria bueno sobrevivir a nuestras guerras internas y así ayudar a parar las otras que son sin duda mucho peores y monstruosa, como tu muy bien las describes.
    Un beso Kim.

    ResponderEliminar
  4. Marisa:para vivir en comunión con uno mismo, no necesitamos de grandes lujos…solo llevarnos bien con nuestra mismidad y conocer un mínimo sobre cultivos, para que dé frutos el huerto…jajjajja…Abrazos cálidos de renacimiento

    ResponderEliminar
  5. tecla: Las mismas manos llenas de inspiración, que crean pureza, arte y vida, a veces son capaces de coartar una vida y acabar con la libertad de seres humanos... Abrazos sin lazos ni cadenas...solo libertad y búsqueda…

    ResponderEliminar
  6. Nanda: Ya sabes que en la vida recibimos golpes, caídas y desilusiones…pero debemos seguir buscando ese estado de ánimo, que nos deje crear, y ser nosotros mismos de la mejor de las maneras posibles…Abrazos cálidos mimando la sal de tus lágrimas…

    ResponderEliminar
  7. excelente post...deberia ser una frase que todo el mundo debiera meditar...por que es asi...siempre estamos en guerra y nos suponemos ganadores en el pasado en el presente o en el futuro pero en la verdadera guerra que debemos luchar y ganar la vivimos ignorando y tapando con todo tipo de ruido y basura...hasta la proxima

    ResponderEliminar
  8. Kim, ¿cómo era aquello? "llevo en la mente el sufrimiento del pensador" ¿no?
    Jajaja...Sí, lo leí y me ha encantado, y casi lloré al final, en serio, daba mucha pena el pobre niño ahí llorando sin poder hacer nada.

    Yo creo que la paz interior nunca se consigue, pero no creo que se tenga que entrar en ese masoquismo de querer matarse...
    Un beso y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. Hola Kim (perdona por tomarme la libertad de llamarte por tu diminutivo), gracias por pasarte y quedarte por mi casa. Es muy cierto lo que dejaste por allí, tenemos una asignatura pendiente -quizá debería ser obligatoria- ¿cómo amar y como amarnos a nosotros mismos?..difícil, posiblemente suspenderíamos muchas veces, correría convocatoria, pero al final la vida se nos haría mas grata...

    En cuanto a tu blog, me pasé y me fascinó, así que, con tu permiso, me quedo por aquí, te sigo.

    Esta frase... es brutal, una verdad que golpea el alma: hay tantas guerras por las que lloramos, protestamos y que (por favor que nadie malinterprete), usamos como escudo para no fijarnos en nuestras propias guerras internas... Todos libramos la peor batalla, contra nosotros mismos... tu frase hoy, me viene rodada, vi "Cisne Negro" y este sería su resumen, tu frase...

    Me encanta tu despedida en mi blog, así que a partir de ahora será, "nuestra despedida" ¿vale?..

    Gracias por todo Kim y "Abrazos de cuarteto de cuerda para violín y piano"…

    PD: la música me da la vida, así que tu abrazo, es un hálito de ella... :-)

    ResponderEliminar
  10. capriyunliuz: Lástima que solo sea una simple frase...mientras tanto la vida sigue para algunos, y entre ellos, mercenarios del horror que se venden al mejor postor…Abrazos de corazón, sin lucha letal, sólo búsqueda de inquietudes y un concierto inspirado, de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  11. tecla: Por tí, compañera de batallas...Abrazos guerreros en tiempos pacíficos...

    ResponderEliminar
  12. Marián: Existen muchas clases de muertes, amiga, y una de ellas es vivir sin vida, sin ilusión ni esperanza...Mucha gente muere cada día, en la vida...Abrazos cálidos, sin llanto en imaginación atrapada

    ResponderEliminar
  13. Minuet: Llegamos a la vida algo sucios, y así nos mantenemos en toda nuestra existencia, heridas y cicatrices, y lunares de napalm, para nuestra piel ensangrentada...Abrazos líricos, musicales, esperando vencer las batallas del alma

    ResponderEliminar
  14. Anónimo2/3/11 14:52

    Me he quedado en el limbo dando vueltas y vueltas, después de leer tu reflexión. Tan corta, tan profunda, dolorosa y ambigua vista por cualquier parte.

    Un abrazo pacífico
    Mar

    ResponderEliminar
  15. Marlene: Ya ves que en esta frase, muere hasta el apuntador...Si lo piensas, es lógico quedar con cierto malestar de reconocer nuestro error...Abrazos cariñosos, y flores de colores en esta profundidad de campo

    ResponderEliminar
  16. Y tan sangrientas son unas como la otra...

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Nanny Ogg: Cierto amiga, la sangre brota física y psíquicamente y los resultados, nefastos a la par...si no se pone remedio...Abrazos simpáticos, de reencuentro y seguimiento…anémicos, sin sangre

    ResponderEliminar