sábado, 23 de julio de 2011

Soliloquio

Soy un solitario desde que recuerdo, ya en la infancia, solía apartarme de los demás niños y embotellarme en mis pensamientos que eran solo míos, o eso creía por entonces. Sí, más tarde descubrí, que la tierra estaba poblada de seres, que caminaban solos porque la soledad es algo que facturamos al nacer y no sabemos resolver en vida…ahora en el silencio de la madurez, me llegan recuerdos cada vez más nítidos, de los primeros años…olvidando el ayer más próximo y rememorando el antesdeayer primigenio…excepcional proceso el catalogo de la mente y sus subterfugios…tantas lagunas como días en la existencia

-2008-

32 comentarios:

  1. Mejor Kim. Así puedes pasear cada momento de tu vida como si fuera el mismo momento. ¿Me dejas ir contigo?

    ResponderEliminar
  2. Quim, soy Tecla. El comentario anterior es mío. No he tenido más remedio que comentarte como anónimo.
    Ésto me funciona cada vez peor.

    ResponderEliminar
  3. "La soledad es algo que facturamos al nacer".

    Me quedo con este pensamiento para meditar un rato. Un texto impecable, no le falta ni le sobra un suspiro. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Kim, la soledad es la parte más visible de nuestra gran introspección. Es mirarte por dentro y desde esa perspectiva hacerte las preguntas de la vida: ¿quienes somos?...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La soledad es el subterfugio en el que encontramos ese remanso de paz aniquilado por la Historia, el olvido y el mísero paso del tiempo...

    Besos, Kim.

    ResponderEliminar
  6. Breves y profundas tus palabras hoy, me quedo un rato navengando en ellas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Curioso pero es así,, solitarios concientes otros tan ausentes ,,,
    curioso olvidamos el ayer y recordamos tantos antesde,,,,,,,,,,
    curiosos nos estará dando alzheimer?,,, ( como ahora todo se etiqueta con un nombre) ;)

    Me ha encantado este breve pero conciso,, soliloquio.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante blog, sin duda alguna. Te sigo.

    Y aprender a reir y llorar es lo que hace el aprender a crecer, a vivir....


    UN SALUDO

    STAROSTA
    (UN PRODUCTO DE SU IMAGINACION)

    ResponderEliminar
  9. Llegué por aquí quién sabe cómo. Veo que cada lector toma un pedacito que le ha impresionado más de tu texto. Pues a mí me identificó este: "embotellarme en mis pensamientos que eran solo míos, o eso creía por entonces"
    Será que es bueno descubrir semejantes...

    Un gusto

    ResponderEliminar
  10. En ese antesdeayer primigenio que nunca se va, está el ayer próximo y el mañana lejano.
    La soledad no suele ser una cuestión de compañía, tampoco creo que sea un embotellamiento en los propios pensamientos (esto último es tan necesario como inteligente hacerlo), sino un estado de ánimo que va y viene como la luna y sus mareas, como el sol y las tormentas. Pasajero y, hasta a veces, necesario.

    Un abrazo lleno de cálida compañía.

    ResponderEliminar
  11. tecla: No te preocupes amiga, puedes comentar con anónimo y luego poner tu nombre ¿Repetir los momentos al revivirlos? Sí, es cierto, el pensamiento te da esta opción, aunque a veces sea algo nostálgico…Abrazos cariñosos, rememorando afectos.

    ResponderEliminar
  12. Ana Márquez: Meditar, esto que parece que solo se hace actualmente en seminarios, y es tan necesario para alimento del espíritu…Abrazos cálidos en estos días de almas frías.

    ResponderEliminar
  13. Marián: Ah, la soledad ¿qué es estar solo? No es lo mismo dialogar con soledad, que vivir en soledad…somos islotes en el interior de una isla mayor…Abrazos de cariño y cordial ternura…

    ResponderEliminar
  14. La Zarzamora: También es la muerte del ser condenado, obligado a vivir en la mas absoluta de las soledades, y es que hay muchos tipos de soledad y de vidas vividas…Abrazos tiernos aislados del mundanal ruido

    ResponderEliminar
  15. Pilar: Ya sabes que me encanta tenerte por aquí, así que acomódate y disfrutemos de la compañía y no precisamente de soledad, en este instante de comulgar alimento existencial

    ResponderEliminar
  16. lauviah: Existir ya es sobradamente curioso, nuestros pasos y los de los demás son tan extraños, aterradores o resplandecientes…donde cabe el amor y el odio y esa enfermedad que dices…Abrazos, siempre abrazos, sin tregua.

    ResponderEliminar
  17. STAROSTA: Me alegra que vengas a conocer mis desvaríos, imaginaciones y sueños…y claro también soledades. Compañero, reír y llorar es lo que forjamos, se podría resumir así la vida, como la comedia y tragedia griegas…Un fuerte abrazo de conocimiento racional y espiritual.

    ResponderEliminar
  18. NoeliaA: Somos semejantes y diferentes, todo en una mezcla explosiva de caracteres, culturas, pensamientos, gastronomías, rezos, políticas, leyes, razas, tribus y un sinfín de etcéteras…Me alegra que hayas llegado y estés aquí, en este mestizaje hipnotizado del mundo “collage humano” …Abrazos cariñosos reales.

    ResponderEliminar
  19. Marisa: Es lo que dices, lo que imaginas y lo que callas (bello sexo), y es que sabes que existen tantas soledades como nacimientos. Cada cual ha nacido en una familia o clan, pero también están los que han sufrido la soledad desde el origen, gentes que huyen, desheredados de la tierra, sin equipajes, sin huellas que dejar al devenir…hay pastores que viven solos con sus rebaños…y luego están todos los demás locos de, este entarimado teatral, que nos empeñamos en llamar vida…Abrazos con mimo y ternura (no vayamos a dañar a la diosa Egipcia) y desde mi ayer hasta tu espejo lunar.

    ResponderEliminar
  20. Un profundo soliloquio el cual podríamos haber pronunciado cualquiera de nosotros. ¡Cuanta verdad hay en él! Un sentimiento que aflora y lo vamos "masticando" con el paso del tiempo. ¡Me encantó! Andaré seguido por aquí Un beso grande !!!

    ResponderEliminar
  21. Me siento muy identificada con tu texto
    Tengo una relación con la soledad, de amor y odio, desde muy pequeña. Yo riendo comparo la relación, con la que existe en los "malos amores" esos que pese a amarles y ser correspondida, igual te hacen sufrir...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  22. Me declaro solitaria empedernida, he aprendido a hacerla mi compañera.
    Buen texto, me encanta la soledad aunque de pronto asfixie.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me gusta estar sola, pero no en soledad, hay una sutil diferencia entre ambas.
    Cuando encuentro esos momentos especiales, disfruto mucho de mi compañía y me regalo música , libros, una buena pelí, etc.
    No obstante no olvido que hay mucha gente que está sola y no por elección de vida precisamente, eso me apena y me entristece, especialmente cuando de niños y ancianos se trata.

    Me gustó mucho volver a leerte, he estado un tanto ausente por cuestiones de tiempo, pero de a poco estoy regresando nuevamente, un placer como siempre estar aquí.

    Besos desde el Sur.
    REM

    ResponderEliminar
  24. Tan tuyo Kim, tan tu,la soledad es la mejor compañera, nunca te deja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Diana Profilio: Creo amiga, que no sabemos hacernos amigos del tiempo y éste, nos acompaña, todos los días de nuestras vidas…Y “la soledad viene adherida al traje de la vida”…Abrazos con cariño y espero, tu compañía en este lugar llamado virtual.

    ResponderEliminar
  26. Scarlet2807: Es complicado también el amor o lo que creemos saber de él, sentimiento que tiene sus etapas y a menudo, desconocemos esos cambios, sufridos caprichosamente por el destino…o por el desamor…Triste entorno que nadie nos ha educado y encarnamos como fracaso. Y la soledad acecha nuestros períodos más bajos…duele…Abrazos estimables sin penas ni aislamientos.

    ResponderEliminar
  27. Mina: Aquí hablaríamos de los tipos de soledad, que si obligada o buscada, todas tienen su esencia que determinan ausencia, huida, sufrimiento o tranquilidad y despreocupación…Abrazos tiernos, intransferibles, sin invadir territorios.

    ResponderEliminar
  28. Rembrandt: Difícil hablar de soledad sin caer en tópicos…Claro, cuando alguien lleva una vida social, afectiva y plena, a veces necesita su espacio para reinventar sensaciones y emociones que la compañía no siempre permiten…Y luego está lo que dices, las gentes que la padecen por obligación, gentes que caminan solos y solos mueren…Abrazos de reencuentro y amistad, amiga mía

    ResponderEliminar
  29. Lorena Chavarría: Sí que es cierto que, es muy de mi estilo escribir sobre estos temas y además sintiéndolos en el alma…aquí dicen mucho las circunstancias que uno ha tenido que vivir, “somos la condición de una consecuencia y viceversa”…Abrazos cariñosos, compañeros.

    ResponderEliminar
  30. Gran texto que invita a la reflexión. Me encantó leerte, y con tu permiso, continuaré haciéndolo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Golfa: Bienvenida a esta arista de página vivencial, claro que puedes y debes quedarte por aquí…En breve, pasearé por tu tierra abonada de grafías…Abrazos tiernos de encuentro.

    ResponderEliminar
  32. Reflexionar a medida que avanzamos dentro de esta historia participativa
    que siempre parte,
    ya que lo bueno de partir, es ir
    y en ese caminar, multiplicarse
    pariendo luces,
    tambien imágenes, silencios y soledades,
    utilizando el parir como una especie
    de alisado de la muerte,
    porque la muerte pule lo que muere,
    mientras que la vida que nace
    pule a la muerte
    Que se mezcla con lo píloro
    y va hacia la boca,
    interviniendo en atmósferas diferentes
    pero permeables,
    reverenciando los sonidos potenciales
    de la vida misma,de los sueños y de los pensamientos,
    que en definitiva, son lo más nuestro que tenemos...

    Un placer leerte poeta, tu texto invita a la reflexión, es profundo, una especie de introspección a la soledad misma.

    Gracias por compartirlo.

    Mis saludos!

    ResponderEliminar