martes, 7 de marzo de 2017

La gorra del abuelo...


Admiro a estos fotógrafos que vivieron unos tiempos convulsos, y supieron estar ahí, acometiendo con disparos de enfoque, las atroces realidades de guerras, miserias, hambrunas y desesperaciones en todos los continentes, donde suele existir un denominador común: los desheredados de la tierra agitan sus penalidades, alrededor de las Opulencias opresivas…El mundo está deficientemente edificado, sin justicia ni ley.    

Si no fuera por los reporteros y fotógrafos, no conoceríamos la verdadera historia de esta tierra, quebrada de dolor, corrupción y terror y lo más agreste es reconocer que los motivos que los causan, están en nuestras manos...en esta raza ambiciosa y cruel que llamamos "humana". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada